2017

“Por el nombre del Señor Jesús”

Hechos 21.13 Anexo

Hechos 21:10-13

“Y permaneciendo nosotros allí algunos días, descendió de Judea un profeta llamado Agabo, quien viniendo a vernos, tomó el cinto de Pablo, y atándose los pies y las manos, dijo: Esto dice el Espíritu Santo: Así atarán los judíos en Jerusalén al varón de quien es este cinto, y le entregarán en manos de los gentiles. Al oír esto, le rogamos nosotros y los de aquel lugar, que no subiese a Jerusalén. Entonces Pablo respondió: ¿Qué hacéis llorando y quebrantándome el corazón? Porque yo estoy dispuesto no sólo a ser atado, mas aun a morir en Jerusalén por el nombre del Señor Jesús.”

 

«Por fin, el tan esperado 19 de septiembre de 1853 había llegado. Hudson llegó al muelle en el momento en que la tripulación cargaba las últimas mercancías. Una vez en el barco, el camarero le llevó a su camarote – situado en la popa – que estaba recién pintado en honor del único pasajero durante aquella travesía. Su familia, el Sr. Pearse y un pastor local le acompañaron al camarote, oraron y leyeron salmos. Cuando por fin llegó la hora del adiós, Hudson se despidió de todos y abrazó a su madre por última vez. Poco después de que el grupo abandonara el barco, se soltaron las amarras y el Dumfries comenzó a alejarse lentamente del muelle adentrándose en el río Mersey. El capitán Morris ordenó el izado de las velas, y poco más tarde, empujado por el viento reinante, el velero iniciaba los aproximadamente cinco kilómetros de recorrido que separaban el muelle de la desembocadura del Mersey, en el mar de Irlanda. Hudson agitó los brazos incansablemente hasta que la silueta de sus familiares empezó a desaparecer en el horizonte. Para poder contemplarlos una última ocasión se subió a los aparejos. Por fin, a sus veintiún años, Hudson navegaba rumbo a China» (PERIPECIA EN LA CHINA, La vida de Hudson Taylor Janet & Geoff Benge)

Esta no sería la última vez que Hudson Taylor vería a su madre. En otro relato se nos cuenta que antes de despedirse, su madre y Hudson se quedaron solos al final de esa reunión en el camarote y oraron juntos. Años después volvería a ver a su madre para pasar navidad con ellos en Inglaterra. Pero en otro viaje más, mientras Hudson se hallaba en China, su madre falleció.

Pensar que su madre y su hermana Amelia fueron las promotoras de esa fe desafiante. Amelia, de catorce años, oraba por su hermano tres veces por día hasta que Hudson se reconciliara con Cristo; mientras que su madre, el mismo día que Hudson leía un folleto evangelístico que afirmaba “La obra completa de Cristo”, oró por él fervientemente por varias horas. Esto hizo que esa tarde de junio del 1849, el futuro misionero, recibiera a Jesús como su Salvador.

El sacrificio que hacen los misioneros y sus familias va más allá de cualquier costo imaginado. La vida de estos intrépidos aventureros, portadores de las Buenas Nuevas, es digna de ser honrada e imitada. Dejan atrás todo nexo familiar por los sueños de Dios. El mejor motivador y gran ejemplo es Cristo, Su Nombre y Su sacrificio.

Hechos 21.13 Color

Cristo entregó todo por salvar al hombre; dejó Su trono, se hizo hombre, habitó con limitaciones, dejó a su madre al cuidado del Apóstol Juan, y murió en la cruz, todo para salvarnos. Ese sacrificio salvó la vida de Pablo, de Hudson, y muchísimos más que han creído en Él. Pero ellos, al igual que muchos misioneros que han seguido esos pasos, han decidido entregar sus vidas para más escuchen del amor de Cristo.

Pablo estaba dispuesto a morir si fuera necesario en Jerusalén, Hudson Taylor estaba dispuesto a no volver a su mamá por ir a China, ¿Qué está dispuesto usted hacer “por el nombre del Señor Jesús”?

 

«Jesucristo, Tú eres ejemplo de sacrificio y Tu Nombre digno de ser honrado con toda nuestra vida»

 

Marcos 8:34

“Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s