2017

Principios para el Líder II – CONTROL BAJO PRESIÓN

1 Samuel 13.13 Anexo

1 Samuel 13:8-13

Y él esperó siete días, conforme al plazo que Samuel había dicho; pero Samuel no venía a Gilgal, y el pueblo se le desertaba. Entonces dijo Saúl: Traedme holocausto y ofrendas de paz. Y ofreció el holocausto. Y cuando él acababa de ofrecer el holocausto, he aquí Samuel que venía; y Saúl salió a recibirle, para saludarle. Entonces Samuel dijo: ¿Qué has hecho? Y Saúl respondió: Porque vi que el pueblo se me desertaba, y que tú no venías dentro del plazo señalado, y que los filisteos estaban reunidos en Micmas, me dije: Ahora descenderán los filisteos contra mí a Gilgal, y yo no he implorado el favor de Jehová. Me esforcé, pues, y ofrecí holocausto. Entonces Samuel dijo a Saúl: Locamente has hecho; no guardaste el mandamiento de Jehová tu Dios que él te había ordenado; pues ahora Jehová hubiera confirmado tu reino sobre Israel para siempre.”

 

¿Ha tratado de desarrollar las mismas tareas cuando ha estado bajo presión y ha obtenido los mismos resultados que lograría sin aquella presión? Muchos podemos decir que la presión es nuestro peor enemigo. El tiempo, los plazos, las metas, las limitaciones, las incapacidades, las dificultades, etc.; todos estos factores afectan nuestro desempeño y logros.

 

Saúl estaba bajo un eminente ataque de los filisteos, era tal el ejército enemigo que los suyos se escondían en las cuevas, cruzaban al otro lado del Río Jordán huyendo, y los pocos que estaban con Saúl temblaban del miedo (1 S 13:5-7). ¿Cómo defenderse si todo aparentemente estaba en su contra? La desesperación lo absorbía y el tiempo se acortaba. Estaba esperando a Samuel, pero el profeta tardaba. ¡Qué angustia! (1 S 13:8) Samuel le había pedido que esperara los siete días (1 S 10:8), y no esperó, “locamente” actuó ofreciendo el sacrificio sin esperar al profeta y desechando a Dios, Quién recientemente lo había elegido.

 

Nehemías, por el contrario, nos da un ejemplo de cómo actuar, aún bajo presión. Cuando supo que Jerusalén estaba en malas condiciones no se fue de inmediato a pesar de su angustia, decidió orar primero, pidió ayuda a Dios y esperó 4 meses hasta que el Señor respondiera (Neh 1:1, 4; 2:1). Al llegar a Jerusalén consideró las circunstancias con calma y alentó al trabajo del muro a pesar del desánimo de quienes estaban en Jerusalén (Neh 2:11-18). Cuando sus enemigos trataron de detener la obra, él oró a Dios nuevamente, consideró las limitaciones de guardia y reestructuró el trabajo y la protección de la ciudad (Neh 4). Sus adversarios, al ver que no lograban nada, buscaron tenderle una trampa, pero Nehemías sabiamente analizó el problema, dejó a un lado esas distracciones y siguió trabajando como antes a pesar de la persistencia de ellos, y como la insistencia crecía, nuevamente buscó a Dios por sabiduría (Neh 6).

1 Samuel 13.13 Color

El autocontrol ayuda al enfoque apropiado, le dará la oportunidad de actuar de la misma forma a pesar de la presión y le permitirá tomar decisiones apropiadas cuando se tenga que hacer cambios, pero nada que le lleve al fracaso o pérdidas.

 

Nunca olvidemos que las presiones sí llegarán, la dependencia en Dios para que nos dé sabiduría y paz mientras seguimos enfocados en el trabajo nos dará los resultados deseados.

 

«El gobierno más difícil es el de uno mismo» – Lucio A. Séneca

 

Salmos 25:15

“Mis ojos están siempre hacia Jehová, Porque él sacará mis pies de la red.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s