2017

Reconocimiento al Autor

Hechos 3.15 Anexo

Hechos 3:13-15

“El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad. Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese un homicida, y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos.”

 

Constantemente existen festivales y ceremonias que están destinadas a brindar el reconocimiento a grandes autores, personas que con su talento o habilidad han llenado el arte de la pintura, escultura, literatura, música, etc., con obras fantásticas. A estos autores, el reconocimiento que se les ha otorgado ha sido a causa del impacto que sus obras han logrado.

 

Pero ninguno podrá alcanzar los niveles de impacto que Jesucristo ha hecho. La palabra griega “arquegos” (ἀρχηγός, G747) es de donde traducimos la palabra “Autor”. Esta palabra compuesta proviene de “arjé” (ἀρχή, G746), que significa inicio, principio, primero, mismo que tiene poder y dominio; y de “ágo” (ἄγω G71), que significa conducir, guiar, llevar. De aquí que “Autor” es aquel del cual inicia todo, quien tiene poder y dominio, y que conduce y guía, es el pionero o líder.

 

Jesucristo es el Autor “de la vida” (Hch 3:15). Todo lo que existe es por Él y para Él, pues es por Jesús por quien “fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra” (Col 1:16, 17). El “Verbo”, al ser Dios, creó todas las cosas, “y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho”, porque en “él estaba la vida” (Jn 1:1-3), incluyendo nuestra vida.

 

Jesucristo es el Autor “de la salvación” (He 2:10). Dios tenía que proveer de un medio para salvar al hombre pecador. Para que eso de diera, tenía que castigar en una Persona el pecado del hombre, y así satisfacer Su ira (propiciación); pero tenía que otorgar justificación al hombre brindando el reconocimiento de justo, para lo cual, nos otorga la justicia del Señor (imputación). Nuestro castigo fue sobre Cristo, nuestro perdón es brindado, y Su justicia nos es otorgada.

Hechos 3.15 Color

Jesucristo es el Autor “de la fe” (He 12:2). La vida de Jesús en la tierra nos brinda el perfecto ejemplo de lo que debe ser nuestra vida cristiana. Tenemos una gran nube de testigos que nos enseñaron cómo vivir para Dios (He 12:1), pero es Jesús el Autor y perfeccionador de nuestra manera de vivir a través de la fe; por eso nos exhorta la Biblia a fijar nuestros “ojos” en el pionero que lideró nuestro caminar, en Jesús.

 

Vivamos agradecidos con el Autor de nuestra vida y salvación, y hagámoslo siguiendo Su ejemplo, puestos nuestros ojos en Él.

 

«Gracias Jesús, Autor de Vida, Salvación y Fe»

 

1 Pedro 2:21

“Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s