Un premio a la fe

Mira el video de la lección
Haga clicl en la imagen para ver el video de la lección

Josué 14:6-15

“Y los hijos de Judá vinieron a Josué en Gilgal; y Caleb, hijo de Jefone cenezeo, le dijo: Tú sabes lo que Jehová dijo a Moisés, varón de Dios, en Cades-barnea, tocante a mí y a ti.  Yo era de edad de cuarenta años cuando Moisés siervo de Jehová me envió de Cades-barnea a reconocer la tierra; y yo le traje noticias como lo sentía en mi corazón. Y mis hermanos, los que habían subido conmigo, hicieron desfallecer el corazón del pueblo; pero yo cumplí siguiendo a Jehová mi Dios. Entonces Moisés juró diciendo: Ciertamente la tierra que holló tu pie será para ti, y para tus hijos en herencia perpetua, por cuanto cumpliste siguiendo a Jehová mi Dios. Ahora bien, Jehová me ha hecho vivir, como él dijo, estos cuarenta y cinco años, desde el tiempo que Jehová habló estas palabras a Moisés, cuando Israel andaba por el desierto; y ahora, he aquí, hoy soy de edad de ochenta y cinco años. Todavía estoy tan fuerte como el día que Moisés me envió; cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fuerza para la guerra, y para salir y para entrar. Dame, pues, ahora este monte, del cual habló Jehová aquel día; porque tú oíste en aquel día que los anaceos están allí, y que hay ciudades grandes y fortificadas. Quizá Jehová estará conmigo, y los echaré, como Jehová ha dicho. Josué entonces le bendijo, y dio a Caleb hijo de Jefone a Hebrón por heredad. Por tanto, Hebrón vino a ser heredad de Caleb hijo de Jefone cenezeo, hasta hoy, por cuanto había seguido cumplidamente a Jehová Dios de Israel. Mas el nombre de Hebrón fue antes Quiriat-arba; porque Arba fue un hombre grande entre los anaceos. Y la tierra descansó de la guerra.”

La fe bíblica se mide en el grado de confianza que una persona tiene en el Dios de la Biblia. Esta fe se basa en la confianza de que Dios es sabio, poderoso, eterno, soberano, justo, bueno, fiel, etc. No solo está basado en el poder que Dios tiene para hacer obras grandes, sino también en que Él puede cumplir promesas, guiar por caminos que solo Él sabe bien por dónde ir, y hacer cosas que para muchos parecerían imposibles.

Cuando una persona tiene este tipo de confianza, entonces tiene una fe bíblica, no solo una fe sesgada por uno u otro atributo; es una fe basada en el pleno entendimiento del carácter absoluto de Dios.


Caleb es uno de estos hombres. Él y Josué fueron parte de los doce espías que reconocieron la tierra prometida 45 años atrás (Nm. 13 – 14). En ese día, cuando todos ellos llegaron a dar el informe de su reconocimiento, diez de ellos tuvieron temor y desconfianza en que Dios sería capaz de dar la tierra en sus manos, mientras que Josué y Caleb confiaron plenamente en el Señor y por eso rogaron al pueblo que no escucharan a los otros. A la final, el pueblo aceptó el terrible consejo de los diez, y rechazaron seguir adelante, por lo cual Dios los castigó con la muerte de todos ellos en el desierto.

Pero Dios había prometido por medio de Moisés que estos dos hombres sí entrarían a tomar posesión de la tierra, y ahora, al final de la conquista, cuando comenzó la repartición de los territorios, Caleb solicita que se le otorgue la ciudad de Hebrón y sus territorios adjuntos como heredad, por lo que Josué le otorga lo pedido (v. 13).

Caleb nos da un resumen de cómo era su fe: era de corazón, confiaba plenamente en Dios (v. 7); era constante, eso hizo que lo siga siempre (v. 8, 9); estaba aferrada a las promesas de Dios, por eso supo que recibiría la heredad (v. 10); era valerosa, le daba confianza a seguir batallando junto a Dios, aunque sea el viejo y sus enemigos gigantes, los anaceos (v. 11, 12 y 15).

Por su fe, Dios recompensó con lo deseado, y como vemos en el capítulo 15, él obtuvo la victoria sobre Hebrón y tomó posesión de su heredad.

¿Cómo está su fe hoy? ¿Cuánta confianza hay en Dios? ¿Cree usted que Él es capaz de cumplir Sus promesas? ¿Es usted capaz de seguirle a Dios a pesar de lo que enfrenta por delante? En la medida de cómo respondemos a estas interrogantes y seguimos en Dios confiados, sabremos si nuestra fe es bíblica o no, y actuaremos en función de esa confianza.


«Una fe bíblica transforma radicalmente la manera como un creyente sigue a Dios y espera confiando en Él»

Ministerio UMCD

Siga nuestros Podcasts

Publicado por Ministerio UMCD | Un Momento Con Dios

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Un comentario en “Un premio a la fe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: