“Y estando en agonía, oraba”

La oración fortaleció a Jesús para que pueda seguir con el Plan de Dios de dar Su vida en rescate nuestro; cuando llegaron quienes lo apresaron, el Señor ya estaba listo.