2017

¿Aún desea postergar? (“AUN” I)

Lucas 14.16, 18 Anexo

Lucas 14:16-24

“Entonces Jesús le dijo: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos. Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado. Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses. Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses. Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir. Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor. Entonces enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Vé pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos. Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar. Dijo el señor al siervo: Vé por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa. Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados, gustará mi cena.”

 

«“Todavía no”, dijo un niño entretenido en sus juegos. “Cuando crezca yo un poco pensaré en las cosas de Dios.” Llegó a ser un joven muy robusto. “Todavía no”, dijo el joven. “Cuando vea yo prosperar mi negocio tendré más tiempo para asuntos espirituales.” El negocio prosperó. “Todavía no”, dijo el hombre de negocios. “Mis hijos me necesitan ahora. Cuando ellos crezcan y estén bien colocados entonces tendré más oportunidad para pensar en eso.” Envejeció. “Todavía no”, siguió diciendo. “Pronto voy a retirarme de mis negocios para que tenga yo bastante tiempo para leer y reflexionar.” Así murió. Dejó para más tarde lo que debía haber hecho cuando era joven. Vivió sin Dios y a consecuencia de esto murió sin esperanza.» (Lerı́n, A. – 500 Ilustraciones)

 

¿Le suena familiar esto? Muchos hoy en día viven postergando muchas cosas importantes en sus vidas, pero sobre todo el estar a cuentas con Dios.

 

El tiempo promedio de vida de las personas puede variar entre 60 y 70 años, pero eso no garantiza que todos llegaremos a esa edad. Muchos hay que mueren muy jóvenes, otros a una edad infantil. Conversando con una persona, me contaba con tristeza que uno de sus dos hijos varones que tuvo había fallecido a la edad de tres años a causa de un descuido familiar en una piscina. ¿Quién nos puede asegurar cuantos años viviremos?

Lucas 14.16, 18 Color

Dios le está extendiendo una invitación por medio de Su Hijo Jesucristo a pasar la eternidad con Él (Jn 3:16). En el cielo habrá una gran cena, durante las Bodas del Cordero (Ap 19:9), a ella asistirán todos los que por fe aceptan el regalo de la vida eterna por medio de la obra redentora de Cristo (Ro 3:21-26). Todos están siendo invitados a pasar la eternidad en la presencia de Dios, pero muchos postergan aceptarlo ahora, pues piensan aceptarlo “después”. El problema es que nadie sabe cuándo llegará el día de su muerte, y para aquellos que lo aplazan talvez nunca lleguen a gustar de la cena (Lc 14:24). ¿Es usted uno de aquellos que sigue postergando? Diga “SI” a la invitación a la cena aceptando hoy a Cristo como su Salvador.

 

«Señor Jesucristo, yo quiero pasar la eternidad junto a Ti, acepto hoy la invitación recibiéndote como mí Salvador»

 

Apocalipsis 19:9

“Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.”

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s