Vida Cristiana

¿Es eso cierto? | VIDA CRISTIANA

 

salmos-40-8-anexo

Génesis 22:15-18

“Y llamó el ángel de Jehová a Abraham por segunda vez desde el cielo, y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo; de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.”

Un día me preguntaron si lo que hacía estaba dentro de la voluntad de Dios, a lo que respondí convencido que “Sí”, que era exactamente lo que Dios esperaba de mí. Pero después de un momento reflexioné sobre aquella pregunta y me volví a preguntar a mí mismo: “¿Es esto lo que Dios espera de mí o estoy haciendo algo que Dios no desearía que haga?”. Tal cuestionamiento me llevó a evaluar mi vida y la manera cómo yo veo mi obediencia, cómo la ven otros, y cómo la ve Dios.

Nosotros podemos encontrarnos haciendo lo que no se esperaría de un creyente, y muchas de esas veces lo hacemos conscientes de nuestro comportamiento, otras no. ¿Qué pautas nos podría ayudar a evaluar nuestra vida y obediencia a Dios?

  1. COMPROMISO: Cuan comprometido estoy de realmente en hacer la voluntad de Dios. Con frecuencia escuchamos de personas que dicen obedecer a Dios, pero en realidad no es su prioridad. Cada uno hace lo que desea o piensa que está bien, pero pocas veces se pregunta si sinceramente está haciendo la voluntad de Dios. ¿Estamos conscientes de la presencia de Dios en cada cosa que hacemos y buscamos agradarle y glorificar Su Nombre?
  2. EMPEÑO: Cuantas veces batallamos entre lo que sabemos y lo que hacemos. El esfuerzo que hacemos para obedecer. Habrá momentos en que estamos conscientes de lo que Dios desea, pero no nos esforzamos por hacerlo, y nuestra frecuencia es inconstante. Si pudiéramos cuantificar nuestras acciones, deberíamos ver cuántas veces de 10 ocasiones a obedecer a Dios lo hacemos, talvez no encontraremos que estamos en un 8, 6, 4 o peor 1 o ninguna. Yo me he encontrado con situaciones en donde sé lo que debo hacer, pero me cuesta hacerlo con agrado.
  3. DEPENDENCIA: Dependencia en Dios para hacerlo. Algo que pocas veces hacemos es buscar la ayuda de Dios para obedecer. La Biblia nos dice que somos pecadores y débiles, esto es una constante en cada uno de nosotros, sin excepción. Para que podamos ser obedientes se necesita del poder del Espíritu Santo para cumplir la voluntad de Dios. ¡Solos no podemos!
  4. GOZO: El gozo que tenemos al hacer Su voluntad. Cuan feliz me siento sabiendo que hago lo correcto. Si obedecemos “arrastrando los pies”, por así decirlo, es porque nuestro problema está en el corazón rebelde que desea hacer algo distinto.
  5. CAMBIO: Los cambios que tenemos en nuestra vida y acciones comparados entre los principios bíblicos y lo que el mundo hace. ¿Vemos en nosotros un cambio que es notorio al ver como el mundo actúa? ¿Somos, por decir así, distintos a los demás, o hacemos lo que otros hacen?
  6. TRANSFORMACIÓN: En nuestra vida existe una transformación que ilumina e impacta al mundo. Ser sal y luz del mundo requiere un cambio pleno y evidente de que ya no vivimos en la corriente del mundo, sino que somos diferentes.

 

Dios nos quiere transformar, y esta trasformación comienza con una obediencia obvia en nuestra vida. Necesitamos de Dios, Quien debe cambiar nuestro corazón para hacerlo obediente; requerimos del Espíritu Santo que nos capacita a ser sumisos; precisamos de la Biblia para saber lo que Dios espera; y debemos hacer una evaluación continua para saber si ciertamente estamos obedeciendo al Señor. ¡LA SINCERA OBEDIENCIA GENERA BENDICIÓN!

«Padre, ayuda a mi corazón a ser obediente, capacítame por medio de tu Espíritu, santifícame con Tu Palabra, y corrígeme si me he salido de Tu voluntad»

Salmos 40:8

El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado,
Y tu ley está en medio de mi corazón.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s