2018

No más pagos

Hebreos 10.14 Anexo

Hebreos 10:1-14

“Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan. De otra manera cesarían de ofrecerse, pues los que tributan este culto, limpios una vez, no tendrían ya más conciencia de pecado. Pero en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados; porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados. Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo. Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron. Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad, Como en el rollo del libro está escrito de mí… En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre. Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.”

 

Imagine que usted se acerca a la compañía que provee el servicio eléctrico de su casa y encuentra en la puerta de la agencia un letrero que dice: NO MÁS PAGOS. Entonces, usted se acerca a la ventanilla de información para que le den explicaciones sobre ese anuncio, y en ese instante le expresan que la compañía ha decidido no volver a cobrar algún valor por el servicio eléctrico que da a sus abonados, pero para ello, se tiene que firmar un contrato en el que usted acepta y agradece por ese servicio gratuito. ¡Por supuesto que lo firmaría! ¿No es así?

 

Obviamente que nos encantaría hallar algo similar. En la Biblia encontramos una verdad que es completamente cierta y que brinda para siempre una condición, esta es la salvación o la vida eterna.

 

Mediante la ley otorgada a Moisés, Dios había ordenado que las personas que pecaren tenían que traer ante el sacerdote un sacrificio; este sacrificio, que correspondía a un animal, debía ser degollado y su sangre ser derramada ante el altar por el pecado de quien presentaba la ofrenda.

 

Esos sacrificios no podían perdonar los pecados, solamente era un recordatorio de haber pecado, pero no quitaba la culpa del hombre (He 10:1-4). El sacrificio era un registro ante Dios de que estaban conscientes de su pecado y que esperaban el perdón por medio de otro sacrificio, el de Cristo.

 

Ahora en Cristo, todos los que ACEPTAMOS por fe su obra de redención ya no estamos en deuda ante Dios. Dios ha registrado en las páginas de su Santa Palabra que el hombre puede ser perdonado de sus pecados y nunca más tener que preocuparse de la condenación si acepta esa cláusula: Aceptar que murió Cristo por todos sus pecados (Jn 3:16-18).

Hebreos 10.14 Color

La palabra “perfectos” no habla de impecabilidad nuestra o de una perfección terrenal de quienes aceptan la salvación por fe en Jesús, esa palabra habla de una posición de justicia imputada o suministrada por la obra de Jesús (Ro 3:22; Gá 2:16; Fil 3:8, 9). Cristo, al pagar por nuestros pecados ha pagado toda deuda, entonces, ya no hay más pago, pues la obra del Señor fue completa cuando Él fue sacrificado en la cruz y su sangre derramada por nuestros pecados (He 10:5-14).

 

Si usted quiere aceptar este contrato, por así decir, solamente tiene que reconocer su pecado, aceptar que no puede por méritos propios llegar al cielo, arrepentido pedir perdón, y aceptar por fe el sacrificio de Jesús como su Salvador. Dios quiere perdonar su deuda para siempre, firme ahora el contrato.

 

«Señor Jesucristo, gracias por Tu sacrificio que hizo perfecta mi justicia»

 

Romanos 3:22

“La justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s