2018

Vino trayendo Su paz

Zacarías 9.9 Anexo

Zacarías 9:9-12

“Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna. Y de Efraín destruiré los carros, y los caballos de Jerusalén, y los arcos de guerra serán quebrados; y hablará paz a las naciones, y su señorío será de mar a mar, y desde el río hasta los fines de la tierra. Y tú también por la sangre de tu pacto serás salva; yo he sacado tus presos de la cisterna en que no hay agua. Volveos a la fortaleza, oh prisioneros de esperanza; hoy también os anuncio que os restauraré el doble.”

 

En medio de un mundo caótico, alborotado por la angustia, las guerras, la inseguridad social, las preocupaciones, las enfermedades y cuanto más llegue a nuestra vida, lo que más necesitamos es hallar la verdadera paz.

 

Cuando nuestra alma se aflige o entra en ansiedad, no podemos descansar. Las noches no son aprovechadas por nuestro cuerpo porque no descansamos debidamente; y durante el día pasamos todo el tiempo pensando en aquello que nos aflige afectando nuestro desempeño. Buscamos tranquilidad, pero no la hallamos, y llegamos a la casa y seguimos en angustia e inicia el ciclo nuevamente.

 

Nuestra única y verdadera fuente de nuestra paz no es de este mundo, está en la Persona que puede cambiarlo todo y cuidarnos aún en medio de nuestra mas oscura hora de nuestra vida, está en Jesucristo.

 

El día que los discípulos se encontraban desesperados porque la barca en la que viajaban estaba siendo abatida por la tormenta clamaron al Señor que estaba con ellos, Jesús se levanta, tranquiliza la tormenta e hizo “grande bonanza” (Mt 8:25-27).

 

Cuando estaba con sus discípulos la noche antes de morir, les prometió que enviaría al Consolador para ayudarles a enfrentar los problemas, pero también les dice que les dejaba con su paz, una paz que no la encontrarían en el mundo, y les afirma diciendo: “No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”; asegurándoles que no quedarían solos, ni menos desprotegidos (Jn 14:26, 27).

 

Pero la paz más grande que el Señor traía para ofrecer al hombre se encontraba en la paz y la reconciliación en la enemistad que había entre Dios y el hombre, a causa del pecado del mismo hombre (Is 59:2). El pecado no solo apartaba al hombre en la tierra, sino que lo destituía de la misma gloria de Dios eternamente (Ro 3:23).

 

La entrada a Jerusalén el domingo previo a su muerte marcó el inicio de la última semana del ministerio del Señor, esta fue profetizada por Zacarías, e indicaba que Jesús venía en “un pollino hijo de asna”, señalando que venía en paz (Zac 9:9, 10). Jesús venía a pagar por nuestros pecados para aplacar la ira de Dios que está sobre el hombre, y así reconciliarlo con el Padre (2 Co 5:18, 19). Al morir en la cruz, pagaría por nuestros pecados, por eso nos traía la paz.

Zacarías 9.9 Color

Solo nuestra fe en la obra y sacrificio de Jesús por nuestro pecado nos brinda esa paz. Judicialmente, al morir el Señor por nosotros, paga por nuestra maldad, y al aceptar ese hecho con fe, Dios nos justifica perdonándonos de nuestros pecados, nos declara justos, y eso trae la paz más grande que el hombre puede anhelar: La paz con Dios (Ro 5:1).

 

Si desea de esa paz, que no la hallará en ninguna obra que usted pueda hacer, solo en la reconciliación que la obra de Cristo nos ofrece, lo que usted tiene que hacer es solamente creer en Jesús como su Salvador, y esa paz llenará su alma de paz eterna con Dios.

 

«Jesucristo, Tu eres mi Príncipe de Paz»
(Is 9:6)

 

Romanos 5:1

“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s