Tan evidente, y no lo vieron

Hoy en día hay muchos que siguen ciegos ante las bondades de Dios. Reclaman señales, pero ni las mismas señales podrían cambiar ese corazón entenebrecido que los vuelve incrédulos.

A pesar de Su grandeza

Cada uno de nosotros tenemos la increíble oportunidad de disfrutar de la presencia de Dios en nuestras vidas, lo que Él requiere es que seamos humildes y obedientes.

En la perseverancia hay fruto

Dios quiere que llevemos fruto, pero perseverantemente; o sea, constantemente, haciendo uso de la paciencia aún a pesar de los sufrimientos.

Enganchados en el camino de la obediencia

Un corazón dispuesto es lo que requiere Dios para ayudar al hombre a ser obediente.

Estaban buscando al “Panadero”

El mayor deseo de Jesús es que lo busquemos apropiadamente para llenar nuestras vidas de nuestras más grandes necesidades, las espirituales.

¡Yo no puedo!

¡Yo no puedo!   Salmos 51:10-13 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu. Vuélveme el gozo de tu salvación, Y espíritu noble me sustente. Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos,Sigue leyendo “¡Yo no puedo!”

Ponga su corazón junto a su boca

Ponga su corazón junto a su boca.   Isaías 29:13 “Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado.”Sigue leyendo “Ponga su corazón junto a su boca”

Curiosidad, Religiosidad, o Sinceridad de Interés

Curiosidad, Religiosidad, o Sinceridad de Interés   Lucas 23:8-11 “Herodes, viendo a Jesús, se alegró mucho, porque hacía tiempo que deseaba verle; porque había oído muchas cosas acerca de él, y esperaba verle hacer alguna señal. Y le hacía muchas preguntas, pero él nada le respondió. Y estaban los principales sacerdotes y los escribas acusándoleSigue leyendo “Curiosidad, Religiosidad, o Sinceridad de Interés”