2017

¿Ha considerado las misericordias de Dios?

Romanos 12.1 Anexo

Romanos 12:1

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios.”

 

Sí, la voluntad de Dios es que presentemos nuestras vidas, dejando todo ante Él, a manera de un sacrificio de muerte: muerte a nuestros pecados, muerte a nuestros sueños, muerte al mundo. Solamente así podremos agradar a Dios a medida que somos transformados por medio de un cambio de mente y actitud hacia la vida que nos ayudará a mirar desde una perspectiva diferente la voluntad de Dios que es “buena”, “agradable y perfecta”. Pero para que esta idea descabellada para el mundo tenga sentido en nosotros debemos mirar hacia las “misericordias de Dios”. (Ro 12:1, 2)

 

Pablo, en su magistral carta enviada a los hermanos en Roma, nos introduce durante los primeros 11 capítulos a una serie de verdades doctrinales fundamentales que son pilares de nuestra fe. Estas verdades son el resultado de la inmensa misericordia del Señor que obra en favor nuestro.

 

Somos salvos por medio del evangelio que había sido prometido por los profetas a lo largo de “las santas Escrituras” (1:1, 2). Es por medio del evangelio que la “justicia de Dios” nos es revelada “por fe y para fe”, ya que una persona es declarada justa y “vivirá” eternamente por medio de la “fe” (1:17).

 

El hombre es culpable de pecado, por eso “la ira de Dios” se manifiesta desde el mismo cielo (1:18), ya que nuestro pecado nos aleja de Él por decisión propia al no “tener en cuenta a Dios”, por tanto, el Señor nos había dejado a nuestro propio deseo pecaminoso, haciéndonos nosotros mismos “dignos de muerte” (1:28-32). Somos “inexcusables” ante el verdadero “juicio de Dios” (2:1, 2), por nuestro corazón duro y no arrepentido (2:5). Nadie es “justo” ante Dios, “ni siquiera uno” (3:10-12), por lo que estábamos “destituidos” de Su gloria (3:23), y nuestra “paga” era la “muerte” eterna (6:23).

 

Pero la justicia de Dios fue “testificada por la ley y por los profetas” y otorgada por medio “de la fe en Cristo”, lo que nos justifica “gratuitamente por… gracia” al poner nuestra fe en la “sangre” del Salvador. Jesús fue nuestra “propiciación”, el Único pago posible para nuestra redención; nuestra fe en Su muerte y resurrección nos permite ser declarados justos inmerecidamente (3:21-28; 10:9-10).

El resultado de nuestra justificación es “paz” (5:1), pues ya no estamos enemistados con Dios. Su infinita misericordia fue demostrada cuando “Cristo murió por nosotros”; ahora somos “salvos de la ira”, y “siendo enemigos, fuimos reconciliados… por la muerte de su Hijo” (5:8-10). “Ahora… ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús” (8:1).

 

El “Espíritu de Dios” llega a morar en el creyente, el Cuál “vivificará” nuestros “cuerpos mortales” después de la muerte (8:1, 9). Es el Espíritu quien ahora nos guía, nos ayuda a orar, y nos anima a llamar ‘Papá’ a Dios (8:14-17, 26-27).

Romanos 12.1 Color

Dios es Quien nos ha predestinado, nos ha llamado, nos ha justificado y nos ha glorificado (8:28-30). Él obra a favor nuestro, nos da todas las cosas, y nos da la victoria en las pruebas por medio de Cristo (8:31-39). Siendo gentiles, nos ha incluido en las promesas redentoras dadas a Abraham e Israel (4:16-17; 9:3-7). Todo esto no es porque lo merecemos (“corre”), sino que es el resultado de la “misericordia” de Dios (9:16-18).

 

Razón tiene Pablo en exhortarnos: “Hermanos, os ruego por las misericordias de Dios”.

 

¿Y usted ya se ha presentado ante Dios como “sacrificio vivo, santo, agradable”?

 

«Dios, Tus infinitas misericordias manifestadas en Cristo y Su obra redentora son dignas de nuestra sincera adoración»

 

Romanos 9:23, 24

“y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria, a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s