2018

Dios es nuestro amparo y fortaleza – “TAÑENDO CUERDAS” AL SEÑOR (XIV)

Salmos 46.1 Anexo

Salmos 46:1-11

“Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los montes al corazón del mar; Aunque bramen y se turben sus aguas, Y tiemblen los montes a causa de su braveza. Selah Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios, El santuario de las moradas del Altísimo. Dios está en medio de ella; no será conmovida. Dios la ayudará al clarear la mañana. Bramaron las naciones, titubearon los reinos; Dio él su voz, se derritió la tierra. Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah Venid, ved las obras de Jehová, Que ha puesto asolamientos en la tierra. Que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra. Que quiebra el arco, corta la lanza, Y quema los carros en el fuego. Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra. Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah”

 

Jerusalén había recibido a Rabsaces, enviado asirio, para escuchar la demanda del rey asirio. Lo que se exigía era la rendición total de la ciudad a más del pago de una cuota de oro y plata (2 R 18:14). Pero la soberbia asiria fue más allá que solo la demanda, ellos menospreciaron a Dios, considerándolo incapaz de proteger a Su pueblo (2 R 18:35).

 

Ante tal insolencia, Ezequías se presenta indignado ante Dios y clama por la liberación, y el Señor responde por medio de Isaías manifestando que no tienen porqué preocuparse, pues Él mismo los liberaría y no habría razón para temer la amenaza (2 R 19:14-34). El Señor respondería enviando a un ángel y daría muerte a 185.000 soldados asirios en esa misma noche, mientras que el rey asirio moriría después asesinado por mano de sus mismos hijos (2 R 19:35-37). Una oración a Dios es todo lo que el rey Ezequías y el profeta Isaías necesitaron para que el pueblo de Judá sea librado del ejército de Senaquerib (2 Cr 32:20).

 

Dios es nuestro más seguro lugar de amparo, donde encontraremos fuerza para enfrentar los problemas que se nos presentan, ya que Él es nuestro ayudador (v. 1). Aun, cuando los embates de la vida puedan ser terribles, no demos temer (v. 2, 3). Bajo Su protección es tal la paz, que dentro de “Sus muros” podemos disfrutar el gozo que Su presencia nos brinda (v. 4, 5). Emanuel, Dios “con nosotros”, destruirá a cualquier enemigo que se nos avecine (v. 6, 7). Miremos con fe las obras que en el pasado ha hecho nuestro Dios, y confiemos en que nosotros también daremos testimonio de Sus grandiosas obras en favor nuestro (v. 8, 9). Es tiempo de confiar en Dios, estar tranquilos y no desesperarnos, pues el Señor será exaltado y enaltecido en toda la tierra (v. 10).

Salmos 46.1 Color

Fue el Salmo 46 lo que motivó a Martín Lutero a escribir el gran himno “Castillo fuerte es nuestro Dios” cuando la iglesia protestante, y él mismo, eran perseguidos a causa de su fe en Jesucristo. Este salmo es un canto de confianza de la protección y liberación de Dios en favor de Su pueblo.

 

Así como el pueblo de Jerusalén pudo estar tranquilo dentro de la ciudad ante el ataque asirio, nuestra vida debe estar tranquila recordando también que “Jehová de los ejércitos está con nosotros; nuestro refugio es el Dios de Jacob” (v. 11).

 

«Señor, no existe lugar más seguro que estar bajo Tu protección»

 

2 Reyes 19:34

“Porque yo [dice Dios] ampararé esta ciudad para salvarla, por amor a mí mismo, y por amor a David mi siervo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s