2017

Agradecimiento es adoración (VIDA DE ORACIÓN III)

Colosenses 4.2c Anexo

Colosenses 4:2, 3

“Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias; orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo, por el cual también estoy preso.”

 

¿Alguna vez se ha sentado a orar y ha dedicado todo ese tiempo únicamente para darle gracias a Dios por todo lo que ha pasado, está pasando, y pasará, en su vida?

 

Nuestro concepto general de oración es el tiempo que dedicamos ante Dios para “pedir algo”. Hemos aprendido que nuestra forma de buscar el favor de Dios es por medio de las suplicas, las oraciones, las peticiones; lo cual sí es correcto. Pero la oración no tiene que ver únicamente con pedir, es mucho más.

 

La Biblia nos enseña que fueron los sacrificios y las oraciones con adoración y alabanza los actos por medio de los cuales se expresaba gratitud a Dios en el A.T. (Lv 7:11-15; Neh 11:17; Sal 100:4). Cuando se da acciones de gracias a Dios por medio de la oración pública, se debe hacerlo de manera clara para que los oyentes puedan responder con un “Amén” (1 Co 14:16). No olvidemos que un día estaremos presentes ante el trono de Dios en el cielo, y ahí daremos acciones de gracias junto con los ángeles a Dios y al Cordero (Ap 7:10-12).

 

Nuestro mayor motivo de agradecimiento a Dios debe ser la obra redentora de Su Hijo Jesucristo (1 Co 15:55-57). Sin Jesús no hubiera esperanza para el hombre, y es por medio del Hijo que llegamos a conocer la mayor expresión del amor de Dios hacia el pecador (Jn 3:16; Ro 5:8).

 

Al dar gracias a Dios por los alimentos, le estamos dando gracias por Su bondad, poder y provisión. Al dar gracias a Dios por la salvación, le estamos dando gracias por Su misericordia, gracia, justicia, bondad, santidad, poder y fidelidad. Al dar gracias a Dios por las pruebas, le estamos dando gracias por Su fortaleza, protección, consuelo, propósito, sabiduría, etc. Al dar gracias, estamos expresando nuestra adoración hacia Quién es Dios, Su ser y Sus atributos.

Colosenses 4.2c Color

En un tiempo actual, donde el sentimiento de “este es mi derecho” ha ganado espacio en una sociedad demandante, el agradecimiento está siendo desplazado por la errada ideología de “yo lo merezco y lo necesito”; es aquí donde nuestro reconocimiento de Dios y nuestra limitada humanidad debe recordarnos que todo lo que recibimos es algo que viene por misericordia y gracia, y que nada lo hemos ganado o merecido.

 

Si me permite, le animo a que este momento, por medio de la oración, le dé gracias a Dios por todo lo que Él es y hace en usted. Demos gracias por la vida, la familia, el hogar, el trabajo, el salario, los alimentos, la salud, los buenos y malos momentos, las tentaciones que permite y las pruebas que nos afligen, la lluvia y el sol, todos los beneficios espirituales que llegaron junto a la salvación, etc. Usted siempre encontrará muchas razones por las cuales orar agradecido.

 

«Dios, no habrá forma suficiente para expresar nuestra gratitud hacia Ti. Infinitas gracias por Quien eres y lo que haces en nosotros, Señor»

 

1 Tesalonicenses 5:18

Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s