La conquista requiere esfuerzo

No menospreciemos las dificultades, antes valorémosla, y veamos que todo tiene un propósito, y mientras vamos creciendo, alcancemos el potencial de nuestra vida junto a Dios, y veremos que creceremos dentro de la buena voluntad de Dios.

Una conquista más de la fe

La fe requiere confianza y acción para que active las promesas de Dios. Si bien la fe es generadora de esperanza, llevándonos a confiar en que podemos obtener muchas cosas prometidas por Dios, esta fe en sí sola no obtendrá lo esperado sin la toma de decisiones o acciones en favor de ello.

Alentados para hacer Su voluntad

Nuestra vida puede ser grandemente prosperada y todo nos “saldrá bien” si confiamos en Él (Jos. 1:8), aprendemos a depender y a no desmayar. Nuestra vida no tiene que ser una de derrota, sino una de victoria y conquista con la ayuda de Aquel que nos quiere bendecir todo el tiempo.