Libre su alma de su propia tormenta

El odio y el rencor que se genera en una persona sin misericordia puede ser tan impetuoso que puede destruir cualquier buen sentimiento en alguien, llevándolo a oscurecer su alma a causa de deseos y pensamientos malignos, y lo que eso produce en esa persona y en aquellos sobre los que se descarga esa ira puede ser tremendo e irreparable.

Dios puede darnos “reposo”

En la Biblia se menciona al reposo como el momento o lugar de descanso, pero sobre todo lugar, cuando se trata del pueblo de Dios. El Señor le había ofrecido reposo al pueblo de Israel al momento en que ellos lleguen y se posesionen de la tierra que le había prometido a Abraham, no solo era el lugar donde fluye leche y miel, sino que sería el lugar donde se asentarían y vivirían en prosperidad y paz mientras ellos servían al Señor. Pero para alcanzarlo primero tenían que llegar a ese lugar y de ahí conquistarlo.

Movido por la compasión

La compasión bíblica es el sentimiento profundo que tiene una persona para actuar, motivado por un impulso interior muy fuerte. Literalmente se podría decir que la compasión es ser “movido por las entrañas”.