Recibiendo lo inesperado | VIDA CRISTIANA

Recibiendo lo inesperado.   2 Samuel 9:1-7 “Dijo David: ¿Ha quedado alguno de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia por amor de Jonatán? Y había un siervo de la casa de Saúl, que se llamaba Siba, al cual llamaron para que viniese a David. […] El rey le dijo: ¿No ha quedadoSigue leyendo «Recibiendo lo inesperado | VIDA CRISTIANA»

Más destructiva que la necedad | Un rayo de SABIDURÍA

  Más destructiva que la necedad.   Proverbios 27:3-4 “Pesada es la piedra, y la arena pesa; Mas la ira del necio es más pesada que ambas. Cruel es la ira, e impetuoso el furor; Mas ¿quién podrá sostenerse delante de la envidia?”   En un libro de Charles Swindoll de ilustraciones y citas leíaSigue leyendo «Más destructiva que la necedad | Un rayo de SABIDURÍA»

Solo era «broma” | Un rayo de SABIDURÍA

Solo era «broma»   Proverbios 26:18, 19, 21, 23-28 “Como el que enloquece, y echa llamas y saetas y muerte, Tal es el hombre que engaña a su amigo, y dice: Ciertamente lo hice por broma… … El carbón para brasas, y la leña para el fuego; y el hombre rencilloso para encender contienda… …Sigue leyendo «Solo era «broma” | Un rayo de SABIDURÍA»

“Falso beso” | Un rayo de SABIDURÍA

Proverbios 26:23-28 “Como escoria de plata echada sobre el tiesto Son los labios lisonjeros y el corazón malo. El que odia disimula con sus labios; Mas en su interior maquina engaño. Cuando hablare amigablemente, no le creas; Porque siete abominaciones hay en su corazón. Aunque su odio se cubra con disimulo, Su maldad será descubiertaSigue leyendo «“Falso beso” | Un rayo de SABIDURÍA»

Siempre hay espacio para más | VIDA CRISTIANA

1 Tesalonicenses 4:9-10 “Pero acerca del amor fraternal no tenéis necesidad de que os escriba, porque vosotros mismos habéis aprendido de Dios que os améis unos a otros; y también lo hacéis así con todos los hermanos que están por toda Macedonia. Pero os rogamos, hermanos, que abundéis en ello más y más.”   Habiendo crecidoSigue leyendo «Siempre hay espacio para más | VIDA CRISTIANA»

Corazón sensible | VIDA CRISTIANA

Mateo 9:35-36 “Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.”   En una conversaciónSigue leyendo «Corazón sensible | VIDA CRISTIANA»