Eres llamado a algo mejor 

¿Te imaginas ser llamado por Dios para hacer una obra que impacte el mundo, y al mismo tiempo poder conocerlo y deleitarte en Él? Pues un llamado así fue el que vivieron los discípulos de Jesús; y como ellos, nosotros también somos llamados a seguirle y a glorificarlo mientras nos gozamos en Él…

¿Qué dijo Jesús para impactar a tantos?

¿Cuáles fueron sus palabras para que la historia del mundo se dividiera en dos, para que hombres menospreciados y humillados se convirtieran en valientes luchadores por el amor y la reconciliación que Jesús testificó durante su ministerio?…

¿Quiere no equivocarse?

La importancia de una buena dirección en el camino que se tiene por delante siempre asegurará un buen final, pero cuando no se sabe hacia donde se avanza, o cuando se rechaza aceptar las advertencias de no continuar, entonces el fracaso siempre nos acompañará.

La señal de un creyente

¿Qué será lo que distingue a un verdadero creyente del resto de personas? Podemos responder esta pregunta por medio del último grupo de oyentes que se menciona en la parábola del sembrador; este nos ayuda a entender lo que diferencia al verdadero creyente del resto de oyentes de su Palabra…

¿Todos somos hijos de Dios?

¿Será que todos los que oyen la Palabra de Dios y responden positivamente son verdaderos creyentes e hijos suyos?…

¿Por qué no entiendo la Biblia?

Este pasaje nos habla de un grupo de personas que escucharon las enseñanzas de Jesús, pero a quienes no se les dio la gracia de comprenderlas, porque su corazón estaba endurecido y no lograban percibir la realidad espiritual que hay en ellas…

¿Qué debo hacer para entender la Biblia?

Pues en este pasaje Jesús nos explica por qué podemos entender su palabra, mientras hay otros que no lo pueden hacer; y es porque nuestro entendimiento de ella depende de la gracia y la voluntad de Dios. Sabemos esto porque Jesús lo dijo, afirmando que a ellos se les había dado saber los misterios del reino de Dios, mientras que a los de afuera no…

Tres condiciones para que no nos falte “pan”

Dios siempre cuida de nosotros, pero también nos ha dado capacidad laboral e intelectual para aprovechar las oportunidades que Él nos brinda y usarlas para nuestra prosperidad. Seamos sabios y actuemos justamente y no nos faltará pan en nuestra mesa.