La osadía de la fe

La verdadera fe trasforma a la persona; de ser un tímido oyente a un valiente seguidor, sin miedo a testificar. Pablo nos dice que Dios no nos ha dado “espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” y por lo tanto no deberíamos avergonzarnos de dar testimonio de Cristo. (2 Ti. 1:7, 8)

El Rey entre los inicuos

1. Camino al Gólgota fue ayudado a llevar su pesada cruz porque ya había perdido fuerzas por todo lo que había sufrido. Desde el momento que oró para pedir la ayuda de Dios, el desvelo de un juicio muy largo e injusto, los maltratos y vejámenes aquí y allá, a más de los azotes; todo esto había debilitado a Jesús.

¿Y cómo responde usted?

En Jerusalén, hubo personas con diferentes reacciones ante el Cristo de la Cruz; no permita que estos días pasen sin valor en su vida. Dios desea que usted mire su pecado y su condenación, pero cambie ese estado por el perdón y la salvación. ¡Ponga su FE en JESÚS!

Aunque lo vean no creerán

No dejemos de hablar de Cristo a pesar de las amenazas y la incredulidad de la gente.

Reconocimiento concedido

“YO LES DOY VIDA ETERNA” – Esta expresión declara Quién es el Dador y cuál es el don entregado.

“Donde yo estoy… estén conmigo” (NUESTRA PASCUA IV)

Juan 17:20-24 “Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. LaSigue leyendo ““Donde yo estoy… estén conmigo” (NUESTRA PASCUA IV)”

Por nosotros | VIDA CRISTIANA

Por nosotros.   2 Corintios 5:21 “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.”   Se le llama sustituto a la persona que hace las veces de otra en un empleo u otra actividad ocupando su lugar o función. Generalmente este sustituto, alSigue leyendo “Por nosotros | VIDA CRISTIANA”

Gloriosa esperanza | VIDA CRISTIANA

Marcos 10:32-34 “Iban por el camino subiendo a Jerusalén; y Jesús iba delante, y ellos se asombraron, y le seguían con miedo. Entonces volviendo a tomar a los doce aparte, LES COMENZÓ A DECIR LAS COSAS QUE LE HABÍAN DE ACONTECER: He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a losSigue leyendo “Gloriosa esperanza | VIDA CRISTIANA”