No es comprado ni trabajado.

No es comprado ni trabajado.   1 Pedro 1:18-21 “Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, ya destinado desde antes de laSigue leyendo «No es comprado ni trabajado.»

Firmes con el Poder de la Verdad (Armadura de Dios IV)

Firmes con el Poder de la Verdad (Armadura de Dios IV)   Efesios 6:14 “Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia.”   Objetivamente la Verdad es la realidad que se encuentra en la base de la apariencia, es decir lo que se dice ser comparado conSigue leyendo «Firmes con el Poder de la Verdad (Armadura de Dios IV)»

Derrotados no, pero en combate (Armadura de Dios I)

Derrotados no, pero en combate (Armadura de Dios I)   Efesios 6:12, 13 “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáisSigue leyendo «Derrotados no, pero en combate (Armadura de Dios I)»

A los que en Él esperan

A los que en Él esperan.   Hebreos 9:27, 28  “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado,Sigue leyendo «A los que en Él esperan»

Nos trajo luz | VIDA CRISTIANA

Nos trajo luz.   Isaías 9:1, 2 y 6 “Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia, tal como la aflicción que le vino en el tiempo que livianamente tocaron la primera vez a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; pues al fin llenará de gloria elSigue leyendo «Nos trajo luz | VIDA CRISTIANA»

¡Diga sí a la vida! | MATRIMONIO y HOGAR

Éxodo 21:22-24 (NTV) “»Supongamos que dos hombres pelean y, durante la lucha, golpean accidentalmente a una mujer embarazada y ella da a luz antes de término. Si ella no sufrió más heridas, el hombre que golpeó a la mujer estará obligado a pagar la compensación que el esposo de la mujer exija y que losSigue leyendo «¡Diga sí a la vida! | MATRIMONIO y HOGAR»