Aunque lo vean no creerán

No dejemos de hablar de Cristo a pesar de las amenazas y la incredulidad de la gente.

En el Pecado

El pecado solamente trae destrucción y muerte, pero Dios siempre estará dispuesto a restaurarnos por medio de Cristo.

No es para que lo lleve solo

La invitación de Cristo es para que traigamos nuestra tarea de enfrentar al pecado y nos pongamos a manera de “yugo” con Él para que podamos trabajar juntos.

Un día todos “en Él” nos reuniremos

Un día Jesucristo vendrá a llevar a los creyentes en Él para que estemos ante Su presencia.

“Y estando en agonía, oraba”

La oración fortaleció a Jesús para que pueda seguir con el Plan de Dios de dar Su vida en rescate nuestro; cuando llegaron quienes lo apresaron, el Señor ya estaba listo.

¿Aún tendrá tiempo para hallarlo? (“AUN” IV)

Dios no está distante para quienes de veraz lo buscan (Jer 29:12, 13), pero si para aquellos que lo rechazan o lo ignoran. La distancia la pone el mismo hombre, no Dios.

¿Aún desea postergar? (“AUN” I)

Todos están siendo invitados a pasar la eternidad en la presencia de Dios, pero muchos postergan aceptarlo ahora, pues piensan aceptarlo “después”.

En obedecer hay libertad

Es mejor escuchar con prontitud y mansedumbre para que con voluntad propia decidamos obedecer la Biblia, ahí seremos libres del pecado y sus consecuencias, por tanto, bienaventurados.