Vamos a desarrollarlos

No hay recompensa sin sacrificio, no habrá logros sin precio, no se llegará a ser como Cristo sin determinación.

Pongamos en acción nuestra fe

Si usted no quiere vivir una vida ordinaria, entonces necesita una fe que agrade al Dios de lo extraordinario.

En la perseverancia hay fruto

Dios quiere que llevemos fruto, pero perseverantemente; o sea, constantemente, haciendo uso de la paciencia aún a pesar de los sufrimientos.

No es falta de disposición

No es falta de disposición por serle fieles al Señor lo que nos ayudará a vencer el pecado, es la falta de atención y de oración lo que puede dejarnos expuestos a cualquier ocasión.

Se preguntaban cómo sería

Con la fe vemos un puente mientras que sin ella vemos solo un abismo. ¿Cómo está su fe hoy?

¡Él tiene misericordia!

¡Cualquier obra de Dios en favor nuestro es una obra de Su misericordia!

No es la cantidad, es el valor

«No es el monto de la ofrenda lo que más importa, sino el corazón (actitud, propósito) del dador» (Hendriksen, W.)

Con “lujo de detalle”

Dios sabe todo con detalle y Su poder y soberanía obraran para cumplir con Su voluntad.